Preguntas frecuentes - FAQs

¿Qué es DEFENSUS® Self-Defense System?

Es un sistema de pura defensa personal, una ciencia de autoprotección para adiestrar a las personas a protegerse frente todo tipo de situaciones agresivas. No es el típico arte marcial oriental ni la disciplina deportiva cuya imagen todos tenemos en mente. DEFENSUS® no es ni una cosa ni la otra. DEFENSUS® es un sistema completo de autodefensa que abarca un gran campo de conocimiento: psicología, anatomía, prevención, biomecánica, estrategia, táctica, legalidad y moralidad de la legítima defensa, fase post-conflicto, etc.

 

¿Dónde aprender DEFENSUS® Self-Defense System?

En las clases de formación continua que nuestros Instructores DEFENSUS® imparten en nuestras Escuelas Oficiales. Entra aquí para ver donde estamos, horarios, etc. y contactar sin compromiso para más información.

 

¿A quien se dirigen las clases?

A mujeres y hombres de cualquier edad (desde los 11-12 años hasta más de 70 años, realmente sin límite de edad). El único requisito es ser personas de bien, es decir, no ser un maleante, un macarra, uno que tenga actitudes agresivas, maleducadas, ególatras, fanfarronas o irrespetuosas, o pertenecer a colectivos socialmente considerados extremistas. En DEFENSUS® solo admitimos a personas de bien, pues además de aprender autoprotección, cada clase es una oportunidad para cultivar valores humanos como el respeto, la humildad, el compañerismo, la generosidad, la dignidad, la paciencia, la perseverancia, el conocimiento, la responsabilidad, la honradez, la gratitud, el valor de la vida, y el espíritu de superación y de supervivencia [+ info sobre nuestra filosofía y valores].

 

¿Puedo probar una clase gratis?

¡Por supuesto que si! Tan solo tienes que contactar con el Instructor de la Escuela DEF para que te indique. Lo único que necesitas es traerte una ropa cómoda (pantalón largo tipo chándal o malla, camiseta y zapatillas deportivas –si son de suela fina y lisa, mejor- que nos calzamos limpias para entrar a la sala). Después de probar la clase, si te ha gustado y quieres, ya puedes incorporarte a marcha de las clases a partir de la siguiente clase.

 

¿Qué me voy a encontrar allí?

Un grupo de gente majísima y un Instructor que te van a recibir con una sonrisa y con la mejor de las predisposiciones para ayudarte y que te sientas como en casa. Las clases son súper amenas, un ambiente de entrenamiento formidable y muy sano ¡y con buen humor!

 

¿Puedo incorporarme en cualquier fecha del calendario?

Así es. Desde septiembre a julio nuestras Escuelas están abiertas a la constante incorporación de nuevos alumnos. No hay ningún problema en que fecha te incorpores ya que nuestra formación no va correlativa (tipo lección 1, lección 2…) sino que vamos avanzando-repasando materia, enfatizando constantemente en aquellas situaciones agresivas más habituales.

 

¿Qué pasa si no estoy en buena condición física?

¡Que no pasa nada! Estar en forma es muy saludable, pero es irrelevante para aprender autoprotección DEFENSUS® ya que nuestro sistema no se basa en la fuerza o la condición física, sino en estrategias, tácticas y técnicas que deberán ser ejecutadas de forma sorpresiva, rápida y efectiva atacando inteligentemente los objetivos anatómicos más vulnerables del agresor provocándole diferentes efectos según la necesidad (perturbación de la conciencia, de la movilidad, del equilibrio, de la visión, etc.). Así pues, cualquier persona, de cualquier edad, de cualquier condición física, incluso con ciertas lesiones e incapacidades físicas, puede aprender a protegerse sin ningún problema.

 

Entonces… ¿las clases no me ayudarán a ponerme en forma?

Nuestras clases no son clases de aeróbic ni nuestros Instructores son monitores de fitness, sino técnicos especializados en adiestramiento para la protección y supervivencia. Quien tenga por objetivo alcanzar una gran condición física, sinceramente las clases DEFENSUS® no están concebidas para eso. El objetivo de las clases DEFENSUS® es preparar táctica y mentalmente a sus alumnos para afrontar con éxito cualquier situación agresiva. Ahora bien, durante las dos horas de clase el alumno se está moviendo, aplicando técnicas, participando en los ejercicios y simulacros, incluso en algunos ejercicios aumentamos la intensidad –que cada uno ajusta a su condición- para acostumbrarnos a aplicar las técnicas bajo estrés, con frecuencias cardiacas y respiratorias más elevadas, etc. Nuestra preparación física va mejorando notablemente pero ajustada exactamente para el tipo de movimientos que emplearíamos en las situaciones reales. Por tanto, aunque el objetivo de nuestras clases no sea el ponernos en forma, la verdad es que implícitamente nos reporta una creciente mejora en nuestra condición física.

 

¿Y si no tengo conocimientos previos?

¡Ni falta que hacen! Es más ¡casi mejor! Si una persona tiene conocimientos previos aprendidos en otras disciplinas le va costar más que a una persona que parte cero aprender bien nuestras técnicas DEFENSUS®. El motivo es que trae asimilados ciertos hábitos mecánicos y conceptos técnicos que tendrá que estar dispuesto a esforzarse para corregirlos. Justamente ese problema no existe para los principiantes, por eso que son quienes avanzan mejor y más rápido aprendiendo nuestras técnicas. De hecho, la inmensa mayoría de nuestros alumnos parten de cero en nuestras clases.

 

¿Aprender DEFENSUS® es difícil?

¡Lo difícil no queremos verlo ni en pintura! ¡Detestamos las técnicas difíciles! Las técnicas difíciles, por muy bonitas y meritorias que sean artísticamente, son poco útiles en situaciones reales. Una cosa es hacer técnicas espectaculares tranquilamente sobre una superficie acolchada, con la colaboración y coordinación del compañero –a modo de coreografía- y otra cosa es aplicar técnicas defensivas en escenarios incómodos, con uno o varios agresores que te quieren herir o matar de verdad, y tu afectado por una avalancha de estímulos que tienen unos efectos hormonales, fisiológicos, sensoriales, motrices (pérdida de habilidades motoras finas), etc. [+ info Special Training] Nosotros nos adiestramos para esto último. Lejos de fantasías y coreografías, solo nos interesa prepararnos lo mejor posible para la realidad de las situaciones agresivas que necesariamente siempre son difíciles y no podemos hacer nada por simplificarlas. Pero si podemos hacer mucho por simplificar las técnicas para que realmente puedan ser aplicadas en situaciones agresivas reales. La realidad es la que es, y nuestras técnicas se tienen que ajustar a esa realidad, y no al revés. Una de nuestras convicciones es: Las situaciones reales son difíciles, por tanto si las técnicas defensivas también son difíciles, entonces difícilmente saldrá nada. ¡Al menos lo que queda de nuestra parte, simplifiquémoslo al máximo! Por tanto, en DEFENSUS® solo trabajamos con técnicas fáciles y realistas. Las clases son muy amenas, agradables ¡y con buen humor! pero eso no quita que en lo técnico seamos especialmente rigurosos. No damos por buena cualquier técnica, ni mucho menos. Nuestros alumnos confían en nuestra profesionalidad para su seguridad y protección, pues para eso se inscriben a nuestras clases. Se trata de vidas humanas, no de objetos. Así pues nuestras técnicas DEFENSUS® pasan muchos filtros (y están en constante revisión) antes de ser instruidas a los alumnos. Pero dos de los filtros más básicos que aplicamos son:

 

1) Que un alumno principiante pueda realizar esa técnica razonablemente bien al cabo de unos minutos de práctica. Si no es así, esa técnica es demasiado complicada y por tanto no sirve para situaciones reales.

 

2) Que una mujer pueda aplicar efectivamente esa técnica a un compañero mucho más grande sin ningún problema. Eso significa que la técnica no se basa en la fortaleza o complexión física.

 

¿Es una práctica segura o tiene mucho riesgo de lesiones?

El riesgo de lesiones en nuestras clases es muy remoto. Eso es debido a que en la ejecución de las técnicas no aplicamos un contacto pleno. En DEFENSUS® no usamos guantes y cascos para intercambiar golpes unos con otros. Aun con cierto contacto físico y mucho realismo, lo que hacemos es “marcar” las situaciones, las técnicas y sus efectos. Asistimos a clases para que nadie nos lastime en la calle ¡que no sea peor el remedio que la enfermedad! Para un excelente adiestramiento defensivo no es necesario, ni mucho menos, salir de clase magullado, machacado, medio cojeando o con un ojo morado por la tunda que nos han metido. Eso no tiene ningún sentido ni pedagógica ni humanamente hablando. Por otra parte, a nuestras clases asisten muchas personas que trabajan de cara al público (policías, médicos, profesores, abogados, comerciales, dependientes, pilotos de aviación, etc.) ¡¿Cómo podrían presentarse al día siguiente al trabajo en ese estado tan lamentable?!

 

¿A cuantas clases necesito ir semanalmente para avanzar bien?

Nuestras clases son intensivas, clases “dobles”. Es decir, tienen una duración de dos horas, por tanto es como aglutinar dos clases convencionales en una gran sesión de dos horas, con la ventaja de que nos ahorramos un desplazamiento hasta la Escuela y un calentamiento. Así pues, son clases que cunden muchísimo. Nuestro calentamiento es muy breve (menos de 10 minutos) y todo lo demás es pura instrucción defensiva. En las Escuelas DEFENSUS® donde se imparten varias clases de éstas a la semana lo que se hace es que se repite la misma clase (el mismo contenido) en los diferentes horarios de la semana para quien no haya podido asistir a una clase, tiene otra con el mismo contenido en la misma semana. Estas clases “dobles” están concebidas para que el alumno asistiendo a una de estas clases a la semana avance perfectamente. Y así ha quedado demostrado con los muchos años que venimos impartiendo este formato de clase. Si un alumno puede asistir a más de una clase de éstas a la semana tanto mejor porque podrá repasar/perfeccionar lo que estamos abordando esa semana en clase, pero no es imprescindible para avanzar bien. Y si alguien solo puede asistir a dos clases de éstas al mes no pasa nada porque también va aprender bien por la propia naturaleza de las técnicas y la metodología. Pero lo ideal, sobre todo al principio, sería asistir al menos a una clase a la semana.

 

¿Cuánto tiempo tardaría en aprender a defenderme?

En nuestras Escuelas DEFENSUS® el alumno está aprendiendo a defenderse desde el primer minuto de clase. Queremos que nuestros alumnos aprendan mucho a defenderse en poco tiempo, y no al revés. Y sobre todo que aprendan a protegerse frente aquellas amenazas/agresiones más habituales y peligrosas (p.e. ya desde la primera clase el alumno está aprendiendo a defenderse frente amenazas/ataques de cuchillo, entre otras muchas situaciones). Hacemos especial énfasis y repetimos constantemente (aunque con ejercicios diferentes) la protección frente las amenazas/agresiones más frecuentes en la calle, para que nuestras respuestas queden automatizadas y en una situación real salgan sin pensar. El ritmo de aprendizaje depende de la frecuencia de asistencia a clase y de la actitud/esfuerzo del alumno por aprender, pero en general se podría decir que con unos cuantos meses de asistencia a una clase a la semana y con una buena actitud del alumno, se logra una base muy buena para afrontar bastantes situaciones de peligro. Pero lógicamente, a mayor prolongación de la formación, mayor también será su capacidad defensiva y para más situaciones.

 

Soy mujer ¿Qué me aconsejarías para aprender a defenderme?

Para las mujeres tenemos dos opciones: los talleres/seminarios básicos de defensa personal para mujeres y las clases mixtas de formación continua en nuestras Escuelas DEFENSUS®.

 

La primera opción son talleres/seminarios que sirven para una primera introducción a la autoprotección. Son cursos elementales para adquirir el primer “kit de supervivencia”. Estos cursos WOMEN DEFENSUS® son organizados por nuestra Asociación o por cualquier colectivo, gimnasio, empresa, institución, etc. que haya concertado con nosotros su realización. Estos talleres/seminarios pueden ser puntuales o tener cierta continuidad para seguir avanzando en la formación defensiva.

 

La segunda opción son las clases semanales mixtas de mujeres y hombres en nuestras Escuelas DEFENSUS®. Para una rápida y sólida formación defensiva, es la mejor opción. Además, es importantísimo que una mujer se acostumbre psicológica y mecánicamente a aplicar las técnicas a los hombres, pues en una situación real lo más habitual es que una mujer sea amenazada/agredida por un hombre. En estas clases mixtas es muy elevada la asistencia de alumnas porque nuestro sistema DEFENSUS® es ideal para las mujeres al no requerir fortaleza/complexión física para ser capaces de neutralizar una amenaza/agresión y volver a casa sanas y salvas.

 

 

Si soy policía o vigilante de seguridad ¿Cómo podría formarme en DEFENSUS®?

De no ser que tu Unidad o empresa haya concertado con nosotros la realización de un curso intensivo POLICE DEFENSUS®, la mejor opción son las clases semanales de formación continua en nuestras Escuelas DEFENSUS®. Además de las técnicas defensivas “generales”, en clase nuestros alumnos aprenden tácticas operativas como inmovilizaciones, conducciones, engrilletamientos, cacheos, etc. Y cada cierto tiempo, de forma complementaria, nuestra Asociación organiza seminarios POLICE DEFENSUS® en escenarios reales para trabajar aún más a fondo las tácticas policiales y de seguridad.

 

Si somos un grupo de personas, colectivo, empresa, ayuntamiento, institución educativa, asociación de mujeres, Unidad Policial… ¿Podríamos concertar un taller/seminario/curso de autoprotección DEFENSUS® para nosotros?

Por supuesto que si. Impartimos formación defensiva ajustada al tiempo disponible y a las necesidades específicas de cada colectivo social o profesional. Tan solo tienen que contactar con nosotros y solicitarnos más información y presupuesto sin ningún compromiso.

 

¿Qué relación tiene DEFENSUS® con la tradición y la modernidad?

DEFENSUS® es un sistema en constante avance, en constante I+D+I (Investigación + Desarrollo + Innovación) porque el objetivo es ofrecer un sistema de autoprotección lo más eficaz posible con una metodología didáctica que logre los mejores resultados en el mínimo tiempo posible. De la misma manera que la violencia no para de evolucionar, las tácticas para neutralizarla no tienen que parar de evolucionar. Y como en cualquier otro campo tecnológico o científico, DEFENSUS® no cesa en su evolución y perfeccionamiento. No hacerlo así para nosotros sería una desidia. Es como si con la aparición del primer carro de combate en la Primera Guerra Mundial, alguien hubiera dicho: “que nadie toque ni un tornillo porque esto es inmejorable”. O si cuando Fleming descubrió la penicilina en 1928 alguien hubiera dicho: “que nadie investigue más sobre los antibióticos porque esto es inmejorable”. Partiendo desde los conocimientos anteriores, tanto la tecnología militar como la Medicina no han cesado de investigar y de evolucionar por lo que no se puede comparar los carros (o aviones) de combate actuales o los avances médicos actuales con los de hace un siglo. DEFENSUS® está en esa línea.

 

Ahora bien, eso no es óbice para que en DEFENSUS® tengamos un gran aprecio por nuestra historia, cultura, tradiciones y conocimiento en el mundo occidental, lo cual es sumamente enriquecedor en todos los sentidos y además es donde se encuentran realmente nuestras raíces. Por el contrario, y con todo el respeto, DEFENSUS® no tiene vinculación ni siente atracción por las filosofías, tradiciones, técnicas, léxico y simbologías orientales. Preferimos centrarnos en lo que más admiramos y que consideramos más enriquecedor e interesante en todos los sentidos. Así queda reflejado en nuestra filosofía y valores, y así queda  representado heráldicamente en el significado de cada uno de los elementos presentes en nuestro emblema (escudo de armas, león rampante, laurel, color azul y corona de doce estrellas) y en el uso del latín (junto con el español y el inglés) en nuestro léxico y textos. Nuestra fuente de inspiración son los nuestros, los mejores guerreros que ha conocido la Humanidad, desde los célebres guerreros íberos o espartanos hasta los actuales Navy SEAL o los “Boinas Verdes” de Operaciones Especiales. Por poner un ejemplo, cuando estudiamos a los guerreros íberos o espartanos en sus tácticas de combate, su adiestramiento, sus valores, etc. encontramos aspectos muy interesantes para ser adaptados e incorporados a nuestro sistema en pleno s. XXI, por no decir otros grandes combatientes a lo largo de la historia occidental hasta llegar a los actuales guerreros de las Fuerzas Especiales. En todo este valiosísimo bagaje está nuestra fuente de inspiración, y desde ahí hacia adelante para mejorar cada vez más nuestro adiestramiento y capacidad defensiva.

Contacto:

Defensa Personal DEFENSUS® Self-Protection Science
Teléfono: +34 637156775 +34 637156775

Correo-e: info@defensus.es

¿Quieres aprender a defenderte?

Con DEFENSUS® ya puedes aprender a proteger tu vida y la de tus seres queridos con técnicas muy simples y aprendidas en un ambiente de entrenamiento ameno, sano y agradable ¡incluso con sentido del humor!

¡Prueba una clase gratis!

En todas nuestras Escuelas Oficiales DEFENSUS® dispones de una clase gratuita y sin compromiso para que conozcas nuestras técnicas, nuestro método, nuestro ambiente de entrenamiento, etc.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© ASOCIACIÓN DEFENSA PERSONAL DEFENSUS